miércoles, 16 de octubre de 2013

Sexualidad y espiritualidad



Rosa Manriquez
Los embarazos de mis hijos y mis nietos me trajeron una abundancia de emoción y felicidad. Mis hijos han sido un regalo de Dios. Me da la oportunidad de ver la vida por primera vez a través de sus ojos. Estaba sobrecogida cuando mis bebés miraron a su alrededor en la sala de partos. Arrullaba mis saludos y dolía para sostener a esa personita en mis brazos. Complace en ese olor de bebé tan especial. Tuve que besar a esos pequeños dedos y dedos del pie. Corría por una cámara o un i-Phone para el vídeo o la fotografía de primeros pasos y primeras palabras. Y he aburrido hasta las lágrimas compartiendo tantos hitos con familiares y amigos.

Y voy a compartir contigo ahora. Odiaba a mi hija, Cecilia, ropa ajustada. Le encantaba correr desnuda pequeña. Muchas mañanas fui a su cuna y descubrí que ella había logrado escabullirse de su pijama. Pensé que era tan graciosa ver esta pequeña criatura salvaje corriendo libre como ella experimentó el viento, sol y agua directamente sobre su pequeño cuerpo. Un día fuimos a la tienda de compras. Como yo estaba buscando algo en el estante, Cecilia me gritó, "Mami, ¿qué es eso?" Me di vuelta para verla tumbada en el suelo con las piernas abiertas hacia fuera. Ella había empujado sus calzones a un lado y estaba mirando su entrepierna. Me moví rápidamente a sacarla para arriba antes de que nadie podía ver el objeto de su pregunta. No hubo alegría ni deseo de conmemorar la ocasión. Mi hija había descubierto sus genitales.

¿Qué ha pasado? ¿Cómo puedo mover tan rápido de celebrar el don de la vida de esta niña de culpabilidad sobre su descubrimiento de una parte importante de su cuerpo? ¿Por qué este pánico acerca de la sexualidad?

Nosotros somos creados a imagen de Dios. La doctrina del Imago Dei se encuentra en el judaísmo, el cristianismo y el Islam sufí. Imago Dei enseña que porque nosotros somos creados a imagen de Dios, tenemos valor inherente independientemente de nuestra utilidad o función. ¿Qué significa eso? Significa que nuestra existencia es una bendición. Es algo para celebrar con todo nuestro ser. Recuerda, "Usted ha de amar a Dios con todo tu corazón, tu alma entera y toda tu mente." Y nuestro corazón, nuestra alma, nuestra mente incluye nuestra sexualidad.

En el libro de Génesis, Dios infunde vida a Adán. Este aliento es el Espíritu Santo. Y en la primera carta a los Corintios, Pablo dice, "no sabes que vuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual ha recibido de Dios?" (1 Corintios 6:19). Nuestros cuerpos son vasos divinos. ¿Cómo enseñamos a nuestros hijos para tratar estos vasos?

¿Alguna vez hemos refutado la publicidad alimentada a nuestros hijos constantemente que insiste en no son "normales" a menos que parecen una cierta manera? ¿Qué queremos decir cuando decimos a nuestros hijos a respetar a sí mismos? ¿Le decimos a nuestros hijos es un pecado tener los impulsos sexuales? ¿Por qué haríamos eso si creemos que la sexualidad es parte de nuestra naturaleza, una naturaleza creada por Dios? ¿Confundimos nuestra sexualidad divino con las normas sociales y las expectativas creadas por la gente? Esto es contrario a lo que es ser un templo del Espíritu Santo.

Amor sexual está imbuido de espiritualidad. Mira el Cántico de Cánticos, otro libro de la Biblia. Es altamente erótica poesía sobre el deseo sexual de una pareja. En este libro, las hijas de Jerusalén se advirtieron tres veces contra el amor despierto hasta que esté listo. ¿Cuántos de nosotros enseñamos a nuestros hijos sobre la importancia de los juegos preliminares para el cuerpo femenino? Pero en este libro no hay mención de la procreación. En el judaísmo existen normas precisas relativas a la celebración del día de reposo. Los judíos tienen prohibidos participar en muchas actividades porque el sábado es un día sagrado de descanso. Pero una actividad que está permitida, tal vez incluso anima es el sexo. Sexo por el propio Dios es santo.

Pero cuando se cría a un niño, todos estos escritos espirituales pueden ser poco prácticos. ¿Qué decirle a un niño en edad de secundaria confuso, hosco con explosión de hormonas? Sólo puedo compartir lo que le dije a mis hijas:

• No use cualquiera. Sexo es potente y no debe utilizarse como un arma para hacer daño a nadie. Y no debe mentir acerca de por qué quieres tener relaciones sexuales. Necesitas un socio a saber si usted está buscando un compromiso de por vida, una relación a largo plazo o una aventura de una noche.
• No permita una enfermedad que no tiene cura. Ten cuidado. Contrariamente a lo que creáis, eres vulnerable. Sí, te puede pasar a ti. Estoy más que dispuesta a ayudarte a conseguir condones. Aunque preferiría que esperar un compromiso de por vida antes de tener sexo, más bien tendría una niña viva, no una muerta. Me mataría.
• No meter a un tercero, un bebé, en esto a menos que estés listo. Otra vez, te llevaré al doctor o la farmacia para conseguir lo que necesites. Usted siempre puede venir a mí.
• Respetarse a sí mismo. Nunca creas a alguien que te dice que no eres preciosa a los ojos de Dios y digna de respeto. Si esa persona no puede verlo, seguir adelante. Y nunca quedarse con una persona que te hace daño. El momento en que sucede, seguir adelante. El respeto se ha ido. Es mejor estar sola que mal acompañada. Y recuerda, Dios bailo en el día que naciste.


Rosa Manriquez,
First of all I am a mother and grandmother. I am a member of the Immaculate Heart Community; the national Vice President of Call to Action and a candidate with Roman Catholic Women Priest. I am very active in the LGBTQ community. Currently, I am promoting a documentary called Before God We Are All Family that was produced by the Human Rights Campaign. It is about how Latino families with LGBTQ members reconcile religion and familia. My family is featured in the film. It will be coming to the San Diego, Los Angeles and San Francisco area soon.

Rosa Manriquez presented this at Planned Parenthood Conference, Los Angeles Convention Center
October 12, 2013

Sexuality and Spirituality

The pregnancies of my children and grandchildren brought me an abundance of excitement and happiness. My children have been a gift from God. I am given the opportunity to see life for the first time through their eyes. I was in awe when my babies looked around in the delivery room. I cooed my hellos and ached to hold that tiny person in my arms. I delighted at their musty baby smell. I had to kiss those little fingers and toes. I would run for a camera or i-Phone to video or photograph first steps and first words. And I have bored friends and family to tears sharing so many milestones.

And I’m going to share one with you now. My daughter, Cecilia, hated tight clothes. She loved running around naked as a toddler. Many mornings I would go to her crib and discover that she had managed to wriggle out of her pajamas. I thought it was so funny to see this wild little creature running free as she experienced the wind, sun and water directly on her little body. One day we were at the grocery store shopping. As I was reaching for something on the shelf, Cecilia shouted at me, “Mommy, what’s that?” I turned to see her sprawled on the floor with her legs spread out. She had pushed her panties to the side and was looking at her crotch. I moved quickly to pull her up before anyone could see the object of her question. There was no delight or desire to memorialize the occasion. My daughter had discovered her genitals!

What happened? How did I move so quickly from celebrating the gift of this child’s life to guilt over her discovery of an important part of her body? Why this panic about sexuality?

We are created in the image of God. The doctrine of Imago Dei is found in Judaism, Christianity and Sufi Islam. Imago Dei teaches that because we are created in God’s image, we have inherent value independent of our utility or function. What does that mean? It means that our existence is a blessing. It is something to celebrate with our whole being. Remember, “You are to love God with your whole heart, your whole soul, and your whole mind.” And our heart, our soul, our mind includes our sexuality.

In the book of Genesis, God breathes life into Adam. This breath is the Holy Spirit. And in the first Letter to the Corinthians, Paul says, “Do you not know that your bodies are temples of the Holy Spirit, who is in you, whom you have received from God?” (1 Corinthians 6:19). Our bodies are divine vessels. So how do we teach our children to treat these vessels? 

Do we ever refute the advertising fed to our children constantly that insists they are not “normal” unless they look a certain way? What do we mean when we tell our children to respect themselves? Do we tell our children that it is a sin to have sexual impulses? Why would we do that if we believe sexuality is part of our nature, a nature created by God? Do we confuse our God-given sexuality with social norms and expectations that are created by people? This is so contrary to what it is to be a temple of the Holy Spirit.

Sexual love is infused with spirituality. Look at the Canticle of Canticles, another book in the Bible. It is highly erotic poetry about the sexual desire of a couple. In this book, the daughters of Jerusalem are warned three times against waking love till it is ready. How many of us teach our children about the importance of foreplay for the female body? But in this book there is no mention of procreation. In Judaism there are precise rules concerning the celebration of the Sabbath. Jews are forbidden from participating in many activities because the Sabbath is a holy day of rest. But one activity that is permitted, maybe even encouraged is sex. Sex for its own sake is holy.

But when raising a child, all these spiritual writings can be impractical. What to tell a confused, sullen middle-school age child with exploding hormones? I can only share what I told my daughters:

  • Don’t use anyone. Sex is powerful and must not be used as a weapon to hurt anyone. And you mustn’t lie about why you want to have sex. You need to let a partner know if you are looking for a life-long commitment, a long-term relationship or a one-night stand.
  • Don’t get a disease that has no cure. Be careful. Contrary to what you may believe, you are vulnerable. Yes, it can happen to you. I am more than willing to help you get condoms. Although I would prefer that you wait for a life-long commitment before having sex, I would rather have a live child, not a dead one. That would kill me.
  • Don’t bring a third party, a baby, into this unless you’re ready. Again, I will take you to the doctor or pharmacy to get whatever you need. You can always come to me.
  • Respect yourself. Never believe someone who tells you that you are not precious in the eyes of God and worthy of respect. If that person can’t see it, move on. And never stay with a person who hurts you. The moment that happens, move on. The respect is gone. It’s better to be alone than in bad company. And, remember, God danced on the day you were born.

Con mi gran amiga y hermana Rosa Manriquez,
una madre a la que admiro con todo mi ser. Ojalá todas las
mamás fueran como ella. 


martes, 27 de agosto de 2013

¡A momentos drásticos se responde con estrategias drásticas de amor y pasión por la justicia y la paz de tod@s!


Escucho desde Nueva York muchas personas quejándose de cómo está la isla, de cuán decaída está la sociedad puertorriqueña, de tanta violencia, etc. Leo comentarios tan irrevantes y tan simplistas a lo que la gente publica en sus páginas de facebook con gran pena, sin embargo todo se lo achacan a algo externo, algo que otr@ dejó de hacer o que otr@ hizo.

No sólo Puerto Rico necesita un cambio positivo, sino el mundo entero.  Comentarios trillados de que PR es la "isla del cordero" o de que somos una isla especial ante los ojos de Dios no aporta nada a un cambio positivo. Hay que dejar la cantaleta y actuar. Organizar a la comunidad para educarse y hablar de lo que hay que hablar es importante. El problema está en que hay temas importantes de los cuales la gente se reúsa a estudiar y aprender como lo son la violencia doméstica y cómo podemos evitarla; la violencia en general y cómo podemos erradicarla comenzando por lo que patrocinamos en la televisión, en juegos de video, películas y deportes; la homofobia, y muchos otros  males que campean por su respeto en mi querida borikén.

Lamento contradecir a quienes le achacan el problema a que ya no se está orando. Me consta que hay gente orando, y sé que Dios es tan misericordioso que aún con sólo un/a just@ orando, Él tendría misericordia. Pero la cosa va más allá. Para ver un cambio positivo hay que moverse en dirección positiva. Calle 13 tiene una canción que dice: "si quieres cambios verdaderos, pues camina distinto."  Ahí es donde está el problema.

Queremos ver cambios positivos, pero que otr@ los haga. Estamos tan preocupad@s por el qué dirán que no podemos hacer actos de justicia. Es tan ridículo y vergonsozo ver que la iglesia no esté haciendo más justicia social.  Puerto Rico necesita menos coritos y panderetas y más programas de acción social. Menos campañas, y más presencia. Menos reuniones en los templos con las mismas personas y más actividades comunitarias en los espacios de las iglesias como lo sería prestar el santuario para reuniones de Alcohólicos Anónimos, clases de yoga, clases de zumba o aeróbicos, clases de tejer, meditación, noche de kareoke abierto a la comunidad, noche de juegos, entre muchas otras actividades. ¡Eso sería genial!

¡A momentos drásticos se responde con estrategias drásticas de amor y pasión por la justicia y la paz de tod@s!

Yo apoyo a mi hijo gay


Please join us for our bilingual PFLAG (Parents and Friends of Lesbians and Gays) meeting in the city of Bell 

Español: Por favor acompáñenos para la junta de PFLAG (Padres, Familiares y Amigos de Lesbianas y Gays) en la ciudad de BELL

¡CAMBIO DE UBICACIÓN!
Llame al 1.888.735.2488 x2 Para informarse del lugar de encuentro este mes.

Las reuniones siempre son el cuarto martes del mes a las 7:00 p.m.

Bell@pflagSoCalEspanol.org

English: PFLAG meeting in the city of Bell is a Bilingual Group
Call 1.888.735.2488 x2 to find out meeting location for this months meeting location.

Meetings are always on the 4th Tuesday of the month.